dolor-rodilla

ALIMENTOS ENEMIGOS DE LAS ENFERMEDADES REUMÁTICAS

El consumo de algunos alimentos  se debe limitar por sus efectos inflamatorios sobre las articulaciones. Ayuda a aliviar el dolor una alimentación vegetariana, pobre en carnes rojas y grasas saturadas.

  • ALIMENTOS RICOS EN GRASAS SATURADAS

Las grasas saturadas de los alimentos de origen animal como las carnes grasas y sus derivados (pancetas, embutidos, salchichas), la mantequilla o la leche entera y sus derivados contribuyen a agravar la inflamación.

  • ALIMENTOS RICOS EN OXALATOS

Los oxalatos que contienen algunos alimentos como las espinacas o las remolachas impiden la absorción de ciertos minerales como el calcio y se depositan en forma de cristales dañándolas.

  • ALIMENTOS RICOS EN PURINAS

Las purinas se encuentran en ciertos alimentos como las vísceras, carnes rojas o los sesos y se convierten en ácido úrico. Cuando los niveles de este ácido sobrepasan la normalidad aumenta el riesgo de padecer gota.

  • CÍTRICOS

Se deben evitar las naranjas, los limones y los pomelos ya que aunque contienen vitamina C  se les atribuye aumentar  la inflamación de las articulaciones.

  • LA SAL Y LOS AZÚCARES SIMPLES

Su disminución en la dieta se relaciona con mejoras en los síntomas.

  • BEBIDAS CON ALCOHOL

El alcohol produce debilitamiento de los huesos y aumenta la probabilidad de aparición de osteoporosis.

  • ALIMENTOS VEGETALES SOLONÁCEOS

Hay que excluir de la dieta alimentos como los tomates, las patatas, los pimientos  o las berenjenas que contienen sotanina, una toxina que actúa sobre los enzimas formadores de los músculos aumentando la inflamación y causando dolor.