verano

COMER EN VERANO DE FORMA SALUDABLE

Cuando el calor empieza a apretar, pasamos mucho más tiempo fuera de casa y nos apetecen alimentos refrescantes. Es normal que si estamos de vacaciones queramos huir de la cocina  para poder disfrutar de la playa y la piscina.

No caigas en la tentación de recurrir a la comida rápida, por ser más barata y hacerte esperar poco.  Hay muchas alternativas frescas, saludables y deliciosas que te permitirán estar en forma durante el verano.

¿Qué “picar”?

  • Tostada integral con escalibada.
  • Pulpo a la gallega.
  • Mejillones al vapor con sofrito de tomate natural y cebolla.
  • Salpicón de marisco.
  • Almejas, berberechos, navajas o navajuelas.
  • Gambas y langostinos.
  • Cogollos con anchoa.
  • Pepinillos y aceitunas.
  • Tiras de pepino y zanahoria con salsa yogur (yogur desnatado, cebollino, aceite y zumo limón).
  • Tortillas variadas (de patata, calabacín, garbanzos, pollo, atún al natural, etc.
  • Tomates laminados con queso fresco y albahaca.
  • Brochetas con mozzarella y tomate cherry, de gambas y setas, de pollo con pimientos
  • Apio con hummus casero o paté vegetal (remolacha, berenjena, etc.).
  • Triángulos de maíz con guacamole casero.
  • Chips de boniato o plátano macho.
  • Macedonia de fruta fresca: melón, sandía, melocotón, etc.
  • Rollo de jamón dulce y atún al natural.
  • Huevos rellenos de atún al natural.
  • Tacos de jamón serrano.

¿Cómo refrescarte?

Principalmente con agua. A continuación tienes unas ideas saludables:

  • Gazpacho casero.
  • Gazpacho frío de melón, sandía o cerezas.
  • Granizados caseros de frutas y hortalizas.
  • Helado de hielo de zumo natural de fruta.
  • Agua fría, menta y rodajas de limón.
  • Tés con hielo.
  • Tónica sin azúcar aderezada con rodajas de limón y pimienta en grano.
  • Refrescos caseros (de naranja, limón, fruta tropical, etc.).

Algunos consejos si comes fuera de casa

  • No llegues con hambre al restaurante.
  • Consulta detenidamente el menú y pregunta si te pueden preparar algo cocinado a la plancha, horno, etc.
  • No abuses de las bebidas refrescantes azucaradas ni del alcohol.
  • Opta siempre por cocciones a la plancha, parrilla, al vapor o en su propio jugo.
  • Rechaza los fritos, rebozados, guisos, gratinados o empanados.
  • No abuses de las salsas y aderezos grasos.
  • Pide de guarnición ensalada y no patatas fritas.
  • Si el plato es demasiado generoso, mejor deja un poco y pide al camarero que se lleve el resto de la mesa.
  • No abuses del pan mientras esperas tu plato.
  • Evita los postres dulces. Toma una fruta o un yogur desnatado.
  • Para cerrar el estómago bebe un café o infusión digestiva.