OBESIDAD INFANTIL

CONSEJOS PARA LUCHAR CONTRA EL SOBREPESO INFANTIL

  • Dar ejemplo a sus hijos con unos hábitos dietéticos saludables.
  • Planificar los menús semanales para que sean variados. Es favorable que los niños participen en la compra de ingredientes y elaboración de platos saludables y variados.
  • No tener en el domicilio alimentos no recomendados como embutidos, productos de bollería o pastelería, chocolates, frutos secos procesados, etc. Comprarlos únicamente para ocasiones esporádicas como cumpleaños, navidades, etc.
  • Utilizar platos de postre para comer, esto facilita el seguimiento de la dieta ya que a la vista, la cantidad del alimento parece mayor y se respetan más las cantidades moderadas.
  • Hay que procurar que el pequeño coma siempre en el mismo lugar (comedor, cocina,..) y que se sienta en un lugar en el que sólo lo haga para comer, distinto de los usados para hacer otras cosas diferentes a la comida como leer, estudiar, dibujar, jugar, etc.
  • Es preferible que el niño coma acompañado para que pueda hablar un poco y hacer pequeñas pausas entre los platos. Nada más terminar debe levantase de la mesa para no caer en la tentación de seguir comiendo.
  • No se debe comer y a la vez hacer otras actividades como ver la televisión, leer o jugar con la consola.
  • Fraccionar la ingesta diaria en 4 o 5 comidas. Es imprescindible que el niño no se salte ninguna para que no tenga hambre entre horas.
  • Los padres deben ir a comprar siempre con la lista de los alimentos que necesitan para la semana y no caer en la tentación de comprar alimentos calóricos que complicaran la pérdida de peso de sus hijos (bollería, pastelería, charcutería, alimentos preparados, congelados tipo pizza, o alimentos preparados y listos para freír).
  • No cocinar de más para que no sobre y se pique entre horas.
  • Servir la comida en el plato y no dejar la fuente en el centro de la mesa, así el pequeño no continuará comiendo después de acabar su ración.
  • Hay que restringir los refrescos azucarados. En ocasiones esporádicas podría optar por los elaborados con edulcorantes artificiales (no tienen calorías).
  • Utilizar cocciones ligeras como el asado, en su jugo, el horno microondas, el papillote, el cocido, el vapor y la plancha.
  • El niño debe beber abundante agua durante el día. Si lo hace fuera de las comidas, esta le aportará mayor sensación de saciedad.
  • Consumir alimentos con fibra ya que estos contribuyen a la sensación de saciedad.
  • Sustituir los dulces industriales por los caseros.