vitamina-d

EXCESO DE VITAMINA D

La suplementación de vitaminas debe estar supervisada siempre por un especialista. Algunas vitaminas liposolubles, como la vitamina D, pueden provocar intoxicaciones graves si se toman en exceso.

La vitamina D en dosis altas (entre 25 y 75 microgramos al día por kilo de peso dependiendo de cada persona) o en tratamientos prolongados puede producir intoxicación caracterizada por anorexia, náuseas y vómitos, sed intensa, mayor frecuencia de micciones,  deshidratación, hipertensión arterial, elevación del calcio en sangre y aumento del calcio en la orina.

Si la intoxicación persiste puede producir calcificación de los tejidos (las sales de calcio se fijan en los vasos sanguíneos, riñones, corazón y pulmones).

Un exceso de esta vitamina durante el embarazo es causa de aborto o de hipercalcemia en el bebé (una concentración sérica de calcio total mayor de 11 mg/dl y un nivel de calcio ionizado por encima de 5,5 mg/dl con síntomas y signos que incluyen letargo, tono disminuido, irritabilidad, poliuria, polidipsia, estreñimiento, vómitos, rechazo del alimento, pérdida de peso, acortamiento del intervalo QT y deshidratación).

carotenos

FUENTES DE CAROTENOIDES

Carotenos

Se encuentran en alimentos como la zanahoria, calabaza, papaya, mango, sandía, pimientos verdes, manzanas, melocotones, patatas y  vegetales de hojas verdes.

El alfa, beta y gama caroteno protegen las membranas de nuestras células e intervienen en las funciones relacionadas con la salud de los ojos, de la piel y de las  mucosas. Además, fortalecen el sistema inmunológico y ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer.

Licopeno.

Se encuentra de forma natural y en grandes cantidades en el tomate, la sandía y las guayabas rosadas. Se le atribuyen acciones beneficiosas como ayudar a prevenir varios tipos de cáncer, ayudar a proteger la memoria, proteger contra la degeneración macular y ayudar a las personas de edad avanzada a mantenerse activas.

Luteína.

Se encuentra en alimentos como la calabaza, espinaca, pimiento rojo, yema de huevo, aguacate, apio y perejil. En menor concentración se encuentra en el brécol, guisantes verdes y maíz. Protege la vista (absorbe los rayos ultravioletas del sol evitando que estos hagan daño a la retina). Esto ayuda a prevenir problemas como la degeneración macular (enfermedad en la que la parte central de la retina conocida como la mácula se deteriora causando pérdida parcial o total de la visión.). Algunos estudios apuntan a que  puede ayudar a prevenir la aparición de cataratas y proteger de los ataques cardiacos y las apoplejías o derrames cerebrales.

 Zeaxantina.

Se encuentra en alimentos como la espinaca y otros vegetales de hojas verdes oscuras, en los huevos y en las frutas cítricas. Contribuye a proteger la visión, ayuda a proteger la retina de los daños causados por los rayos solares y también protege las sustancias grasas en el interior de los ojos de los daños causados por los radicales libres.

fitoquimicos

FITOQUÍMICOS PRESENTES EN LOS ALIMENTOS

Los fitoquímicos constituyen un grupo de 4000 sustancias que se encuentran solo en los vegetales y que les otorgan su color, olor y sabor característico, además de protegerlo de los gérmenes (virus, bacterias y hongos) y los propios procesos degenerativos.

Se le atribuyen multitud de propiedades saludables para el organismo:

  • Mejoran el sistema inmunológico.
  • Actúan como antioxidantes.
  • Disminuyen la aparición de enfermedades cardiovasculares.
  • Previenen la aparición de cáncer.
  • Actúan normalizando los niveles sanguíneos de lípidos.
  • Ayudan a retrasar el proceso de envejecimiento.
  • Son reguladores del crecimiento.
  • Algunos estimulan diferentes sistemas enzimáticos.
  • Algunos actúan sobre la producción de hormonas.

Entre los más importantes se encuentran los flavonoides y los carotenoides.

Los flavonoides se encuentran en las  frutas, verduras, semillas, soja y bebidas como la cerveza, vino, té verde y té negro.

También se encuentran en extractos de plantas como el arándano, gingko biloba, cardo, mariano o crataegus  en las flores.

Tienen un papel antifúngico y bactericida y otorgan el color rojo o azul de los vegetales (ejemplo: frambuesas, arándanos o cerezas). Protegen al organismo del daño producido por agentes oxidantes como los rayos ultravioletas, polución ambiental, sustancias químicas presentes en los alimentos, etc. y desempeñan un papel esencial en la protección frente a los fenómenos de daño oxidativo, y tienen efectos terapéuticos en un elevado número de patologías, incluyendo la cardiopatía isquémica, la aterosclerosis o el cáncer.

Los carotenoides son constituyentes de una amplia familia de pigmentos que dan color a las verduras de hoja verde como las espinacas, acelgas, berros o coles, y a las frutas y hortalizas de color amarillo, anaranjado o rojo como las zanahorias, tomates, ciruelas, albaricoques, etc.

Químicamente se relacionan con la vitamina A y en algunos casos actúan en el cuerpo como precursores de la misma (son pro-vitaminas).