dispepsia

¿QUE ES LA DISPEPSIA?

El término de dispepsia fue utilizado por griegos y romanos para referirse a una “mala digestión” caracterizada por la presencia de dolores y molestias en la zona abdominal similares a
la indigestión.
Hoy en día, la definimos como cualquier dolor o molestia localizada en la parte superior y central
del abdomen.
Afecta alrededor de un 20 por ciento de la población en los países occidentales, sobre todo a partir de
los 40 años, y con una distribución similar entre hombres y mujeres.

TIPOS Y ORIGEN

En función de su origen clasificamos la dispepsia en orgánica y funcional.

En la primera se conoce el origen, siendo de los más frecuentes la gastritis, la úlcera gástrica, el reflujo
gastroesofágico, el consumo de medicamentos, el síndrome de colon irritable… Los síntomas suelen durar pocos días.

En la segunda no existe ninguna enfermedad de las citadas anteriormente que pueda justificar la presencia de los síntomas.

La sintomatología dura al menos doce semanas, que no tienen por qué ser consecutivas, en los últimos
doce meses.
Algunos estudios sugieren que se trata de una condición crónica para muchas de las personas que
la padecen, con un 50 por ciento de pacientes, aproximadamente, que continúan sufriendo los síntomas
después de cinco años de seguimiento.

Las causas de dispepsia funcional no están del todo claras, aunque se piensa que podrían ser el resultado
de trastornos de la secreción gástrica, trastornos de la motilidad gastroduodenal (existe un desorden
de los movimientos peristálticos, o bien hay un vaciamiento gástrico lento), trastornos psicosomáticos
(las molestias se inician o empeoran en situaciones que provocan estrés, agobio o tensión) o por la presencia de el Helicobacter pylori, bacteria responsable de la úlcera gástrica y de la gastritis.

El diagnóstico de la dispepsia funcional es por exclusión, es decir, es necesario eliminar otras posibles causas. El médico hace un estudio a partir de la historia clínica y realiza una posterior confirmación con un estudio radiológico o endoscópico.