papilla-destete

DESTETE SIN RIESGOS

El destete es el paso de una alimentación exclusiva a base de leche a otra diversificada.

Es de fundamental importancia que se inicie en el momento oportuno. Las consecuencias de hacerlo muy precozmente o demasiado tarde suelen acarrear problemas al bebé.

Se debe procurar no iniciarlo antes de los cuatro meses, es preferible retrasarlo hasta los seis, cuando el organismo del pequeño está más maduro.

Cuando el niño recibe alimentos diferentes a la leche materna antes de que su organismo esté preparado para asimilarlos, puede provocarle trastornos digestivos, intolerancias y alergias a los alimentos.

Las cantidades de los nuevos alimentos deben ser pequeñas y se deben ir aumentando de forma progresiva, observando la tolerancia del organismo del niño.

Además, no se deben introducir varios alimentos a la vez. Es preferible esperar un mínimo de dos semanas antes de añadir otro hasta que no haya plena certeza de que ha tolerado el primero.

Es importante no introducir los cereales con gluten antes de los siete meses para evitar la aparición de intolerancia.

También se tendrá que tener mucho cuidado con la introducción de la leche de vaca antes de los doce meses, dada la inmadurez intestinal.