complicaciones-obesidad

IMPACTO DE LA OBESIDAD SOBRE LA SALUD

El exceso de grasa corporal se asocia a múltiples problemas para la salud:

  • Problemas cardiovasculares: opresión torácica, taquicardia de esfuerzo, hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca, angina de pecho, arteriosclerosis, infarto de miocardio, varices, tromboflebitis, úlceras varicosas y celulitis.
  • Alteraciones metabólicas: hiperglicemia, intolerancia a la glucosa, resistencia a la insulina, diabetes, hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia e hiperuricemia.
  • Problemas respiratorios: hipoventilación alveolar, aumento de la incidencia de catarros, bronquitis crónica, neumonía y apnea nocturna.
  • Problemas osteoarticulares: aplanamiento de la bóveda de la planta del pie, aplanamiento de los cuerpos vertebrales de la columna, con neuralgias y espondilitis deformante, artrosis generalizada (rodillas, caderas y columna lumbar) y atrofia muscular.
  • Problemas digestivos: dispepsia gástrica, acidez, flatulencias, digestiones pesadas, dispepsia biliar, úlcera gastroduodenal, estreñimiento, insuficiencia pancreática, etc.
  • Problemas renales: nefroesclerosis con hipertensión arterial, albuminuria y retención de líquidos (edema).
  • Problemas cutáneos: estrías, lesiones por rozaduras, caída de cabello, exceso de sudoración, úlceras y celulitis.
  • Problemas gonadales: alteraciones menstruales.
  • Problemas gestacionales: mayor incidencia de toxemia preeclámpsica, malposiciones fetales y partos prolongados.
  • Problemas sexuales: disminución de la líbido, frigidez e impotencia, compulsividad sexual, etc.
  • Problemas neurológicos: cefaleas, insomnio y múltiples trastornos psicosomáticos.
  • Infecciones: aumento de las infecciones cutáneas y respiratorias.
  • Problemas quirúrgicos y anestésicos: aumento de riesgo quirúrgico por otras complicaciones (cardíacas, pulmonares, metabólicas, etc.), aumento de la mortalidad operatoria proporcional al incremento de peso, dificultad para adoptar ciertas posiciones quirúrgicas, incremento de la dificultad en la realización de intubación y punción lumbar, complicaciones en la cicatrización, aumento de embolias y trombosis posquirúrgicas, mayor riesgo de infecciones posquirúrgicas, incremento de la dificultad de ajuste de las dosis de anestesia.
  • Problemas psicológicos: miedo, inseguridad, pérdida de autoestima, desordenes en las conductas alimentarias, distorsión de la imagen corporal, ansiedad, depresión, etc.
  • Problemas oncológicos: aumento del riesgo de cáncer de próstata y colon en hombres y de cáncer de mama, endometrio y ovario en mujeres.