alimentos-quimio 2

MEJORAR LAS DEFENSAS EN LA QUIMIOTERAPIA (II)

Donde encontrar los nutrientes que aumentan las defensas

Algunos minerales como el hierro, cinc y selenio: el hierro de buena disponibili­dad para el organismo lo encontramos en carnes (especialmente las rojas), vísceras, pescados y mariscos.

Entre sus fuentes secun­darias están los huevos, legumbres, frutos secos oleaginosos (pistachos, nueces y almendras, en­tre otros) o desecados (ore­jones, uvas y ciruelas pasas o higos secos) y verduras de hoja verde.

El cinc está presente en las carnes, pes­cados, mariscos, huevos, cereales integrales y legumbres.

El selenio lo encontramos en las car­nes, pescados, huevos, cereales, y al­gunos vegetales, aunque en menor cantidad (depende de la riqueza del suelo).

Fitonutrientes como los flavo­noides: se encuentran en la mayoría de vegetales, espe­cialmente en las verduras de la familia de la col, ver­dura de hoja verde, frutas rojas, moradas y cítricos.

Prebióticos y probióticos: ambos equilibran nuestra flora intestinal, por lo que aumentan la resistencia a las infecciones.

Los primeros son ingredientes no di­geribles que mejoran la salud debido a que favorecen el crecimiento selectivo de bacte­rias intestinales beneficiosas. Entre los más conocidos se encuentran los fructo-oligo­sacáridos (oligofructosa e inulina), presen­tes de forma natural en alimentos como el ajo, cebolla, plátanos, tomates, puerros, espárragos, alcachofas, raíces de achicoria, etcétera.

Los segundos son alimentos que con­tienen microorganismos vivos, cuyo con­sumo es favorable para la flora intestinal, ya que promueven el crecimiento de bacterias beneficiosas como Lactobacillus acidofilus y Bífidus. Algunos ejemplos son los yogures y otras leches fermentadas.